RENTA2021: HA LLEGADO LA HORA DE LAS CRIPTOMONEDAS ¿CÓMO HAY QUE DECLARARLAS?

Una de las novedades de esta campaña de Renta es la obligación de declarar las criptomonedas, tanto en la declaración de Renta como, en su caso, en la declaración de Patrimonio.

Las criptomonedas son monedas virtuales no emitidas ni garantizadas por un Banco Central ni por una autoridad pública, pero son aceptadas por los ciudadanos como medio de cambio y pueden transferirse, depositarse o negociarse por medios electrónicos y actualmente gozan de gran popularidad.

Para la Agencia Tributaria las monedas virtuales “son bienes inmateriales, computables por unidades o fracciones de unidades, que no son moneda de curso legal, que pueden ser intercambiados por otros bienes, incluyendo otras monedas virtuales derechos o servicios, si se aceptan por la persona o entidad que transmite el bien o derecho o presta el servicio, y que pueden adquirirse o transmitirse generalmente a cambio de moneda de curso legal “

Actualmente hay alrededor de 2.000 criptomonedas en el mundo, siendo sin duda el bitcoin la moneda más popular y conocida puesto que fue la primera. En la actualidad las monedas virtuales se utilizan más como inversión que como medio de pago alternativo.

Desde el punto de vista fiscal la tributación de las criptomonedas es muy similar a la cualquier otra inversión financiera, pero su control reviste una gran complejidad.

En esta campaña la Agencia Tributaria ha incluido una casilla específica para las monedas virtuales, tanto para la declaración de Renta (casilla 1626), dentro del apartado de “Ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de la transmisión de otros elementos patrimoniales”; como para la declaración de Patrimonio (casilla 47).

¿Cómo hay que declararlas?

Como se ha expuesto las criptomonedas solo tributan por IRPF cuando generan una ganancia o pérdida patrimonial, existe una venta o permuta y el objeto de tributación es la diferencia de valor.

Tributan como rentas de capital y se incluyen en las rentas del ahorro con tipos impositivos que van desde el 19% al 26% (en este caso a partir de ganancias superiores a 200.000€).

Las cuestiones más habituales que se plantean son las siguientes:

¿Las permutas entre diversas criptomonedas tributan?
La respuesta es positiva ya que se asimilan a una venta. Para mayor información referenciamos la Consulta Vinculante V0808-18, de 22 de marzo de 2018 de la Subdirección General de Operaciones Financieras, que contempla un supuesto de un contribuyente que compra y vende diferentes monedas virtuales, como “bitcoin”, “litecoin” y “ripple”.

¿En qué momento tributan, cuando se trasmiten o cuando se cobran?
En la venta de monedas virtuales la alteración patrimonial se entiende producida a la entrega de las monedas virtuales, con independencia del momento en que se perciba el precio de la venta.

¿El cambio de criptomonedas a euros tributa?
Sí, siempre que dicho cambio genere una ganancia o pérdida patrimonial que deberá declarase en la base del ahorro cuando tenga lugar el cambio. Interesante es la Consulta Vinculante de la Dirección General de Tributos, referencia V1948-21, de 21 de junio de 2021 de la Subdirección General de Operaciones Financieras

¿La compra de criptomendas tributa?
La simple inversión no es objeto de imposición, si no hay venta las monedas virtuales no tributan por IRPF aunque la inversión haya experimentado un aumento de valor. Situación distinta es la obligación de incorporar el valor de las criptomonedas en la declaración del impuesto sobre el Patrimonio, en el supuesto en que el ciudadano esté obligado a presentar este cuestionado impuesto personal.

¿Qué es un staking?
El staking funciona como un depósito a plazo fijo con monedas virtuales y permite obtener rentabilidad y rendimientos del capital mobiliario, de forma que las ganancias de esta actividad también tributan en IRPF.

¿Cómo se calcula la ganancia o pérdida patrimonial a efectos de IRPF?
Se deberá realizar sobre la base de un criterio FIFO -“primera entrada, primera salida”, de este modo lo confirma la Consulta Vinculante de la Dirección General de tributos- referencia 1604-18 por lo que en el caso de inicio de procedimientos de comprobación tributaria, el contribuyente debería disponer de información histórica que le permitiera acreditar de forma sólida la trazabilidad  de las operaciones llevadas a cabo (por ejemplo, de los costes y fechas de adquisición de sus respectivos criptoactivos. La citada acreditación resulta especialmente relevante en el caso de la obtención de pérdidas patrimoniales, para justificar las mismas pueden existir dificultades, por falta de soporte documental.

El equipo fiscal de #EUROFOROADVOCATS seguirá informando de las novedades tributarias más relevantes.

Compartir